¡No corras, vete despacio, que a donde tienes que llegar es a ti mismo!

(Juan Ramón Jiménez)